Esto puedes hacer si te despidieron o bajaron el sueldo por la contingencia COVID-19

Redacción

A finales de marzo de este año, se declaró oficialmente en México la emergencia sanitaria ocasionada por el virus COVID-19. Desde entonces y hasta la fecha, la vida de muchos, por no decir de todos, se ha visto afectada en uno o varios sentidos.

El cierre de empresas, negocios y escuelas para evitar el contagio de dicho virus, ha ocasionado cierta incertidumbre laboral en diversos sectores e industrias.

Aunque no existe un motivo legal para que los patrones reduzcan los salarios o  dejen de pagarlos por completo, la suspensión de actividades no esenciales, ha  provocado cambios drásticos en las relaciones laborales e incluso ha generado recortes de personal.

La situación es complicada, sin embargo, estos son algunos factores que debes considerar si sufres algún despido o ajuste de sueldo durante esta emergencia.

Palabra escrita es ley

Antes que nada, lo más importante es siempre revisar tu contrato laboral y tener muy claros los términos establecidos en él. Revisa con atención las cláusulas en las que se establecen los tiempos de prestación de servicios y los procedimientos o procesos para el cese de la relación laboral y ajustes de sueldo.

Sin un contrato, es prácticamente imposible realizar alguna acción.

Una vez más ¡TODO POR ESCRITO!

Por ley, ningún empleador puede modificar las condiciones de trabajo de manera unilateral. Esto quiere decir que tú debes estar de acuerdo con cualquier cambio en las condiciones de trabajo, sea ajuste de sueldo, horario, etc.
Estos cambios siempre deben hacerse por escrito y tú debes de firmar (si estás de acuerdo) antes de que se hagan efectivos.

En el caso de los despidos, sea cual sea el motivo, el empleador está obligado a dar aviso por escrito de las razones por las cuales se tomó dicha decisión y la fecha en que se da por terminada la relación laboral.

Bien y de buenas

Aunque la razón del despido sea la crisis económica ocasionada por la emergencia sanitaria, todas aquellas personas a las que cesaron de su trabajo de manera 100% legal, deberán recibir una indemnización correspondiente a 3 meses del salario establecido en su contrato más una prima de antigüedad.

Evita confusiones o acuerdos verbales

Ante la situación actual, muchos empleadores podrían acordar verbalmente la modificación de las condiciones laborales, pero como ya mencionamos, es muy importante que existan pruebas  y que todo se acuerde por escrito.
Tener evidencia escrita , ayudará en el caso de que tus derechos como trabajador sean transgredidos.

Si durante esta emergencia, tu patrón quiere reducir tu sueldo, modificar tu horario, tus funciones o el lugar donde trabajas, deberá avisarte por escrito y tú deberás estar de acuerdo.

Si no es así…

No todo está perdido

Aunque actualmente la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET), dos instituciones que brindan asesoría para la solución de este tipo de conflictos se encuentran cerradas, aún hay mecanismos a los que puedes acceder para resolver tu situación. 

Asesoría legal particular:
Acércate a un experto, él te ayudará a reunir los documentos y a preparar tu caso. También te  acompañará en su momento a la Junta de Conciliación y Arbitraje.
NOTA: El empleado tiene dos meses a partir de la fecha en que se hizo efectivo su despido para tomar acciones legales, sin embargo, por la emergencia sanitaria actual, todos los que fueron despedidos durante esta temporada, tendrán dos meses a partir de la fecha en que se declare el fin de dicha contingencia.

Orientación vía remota (Gratuita):
orientacionprofedet@stps.gob.mx

Seguro de desempleo (CDMX)

En la Ciudad de México existe un seguro de desempleo que ofrece hasta por dos meses el equivalente a  2 mil 641 pesos. Los interesados pueden solicitarlo a través de esta página www.tramites.cdmx.gob.mx/desempleo.

Si fuiste despedido, trata de mantener la calma. Es importante que antes de llevar a cabo cualquier acción, analices muy bien tus opciones y decidas lo que es mejor para ti.

No olvides que en Abogadísimo, encontrarás una red de abogados dispuestos a apoyarte en cualquier momento. Si aún no lo has hecho, no esperes más y contacta al abogado que más se ajuste a tus necesidades de manera fácil, rápida y segura.